Piedras Semipreciosas
Joyería

Piedras semipreciosas, te contamos de las más importantes

Aparte de los 4 grandes: Diamante, Zafiro, Rubí y Esmeralda que son los minerales conocidos como piedras preciosas, existen aproximadamente otras 130 especies minerales catalogadas como piedras semipreciosas, te contamos de las más importantes.

¿Cuál es la diferencia entre las piedras preciosas y las piedras semipreciosas?

En primer lugar, se considera que la rareza y escasez de una piedra son determinantes para catalogarla como piedra preciosa. La amatista llegó a ser considerada como una piedra preciosa porque era escasa, pero cuando se descubrieron las minas en Brasil y se convirtió en una piedra abundante, dejó de serlo.

Por otro lado, los grados de dureza más altos los tienen las piedras preciosas, siendo el diamante el mineral de mayor dureza en la escala de Mohs, seguido de los corindones (rubí y zafiro) y de la esmeralda. Un alto grado de dureza es sinónimo de durabilidad.

Finalmente, las piedras semipreciosas tienen un valor muy dispar entre ellas y es más fácil conseguir piedras semipreciosas de gran tamaño puras que piedras preciosas de tales características.

Descubre las joyas con piedras preciosas y semipreciosas que tenemos para ti:

Topacio

Es una piedra muy apetecida en joyería por su variedad de color y su dureza, que es de 8 en la escala de Mohs, solo la superan los corindones y el diamante.

Piedras semipreciosas
4 colores de topacios: incoloro, azul claro, rosado violáceo y naranjado rojizo. Fuente: Robert Weldone/GIA
Simbología

Es una de las piedras del mes de noviembre, junto con el citrino. Algunos consideran que la palabra “topacio” viene del sánscrito tapas, que significa “fuego”. Los antiguos griegos creían que esta piedra les daba fuerza, mientras que en la India consideran que el topacio, usado encima del corazón, asegura una vida larga, belleza e inteligencia.

El topacio azul es la piedra del 4to aniversario de matrimonio y el topacio Imperial es la piedra del aniversario número 23.

Yacimientos

El estado de Minas Gerais en Brasil es una de las fuentes principales de topacios de la mejor calidad, así como también el pueblo cercano de Ouro Preto. El noroeste pakistaní es reconocido por su producción de topacios rosa.

Otros yacimientos importantes de esta piedra se encuentran en Namibia, Nigeria, Madagascar, México, Myanmar, Sri Lanka, Estados Unidos y Rusia.

Piedras Semipreciosas
Topacio Imperial. Fuente: Robert Weldon/GIA
Color

Esta piedra se encuentra en una gran variedad de colores: incoloro, azul claro, amarillo, naranja, rosa, violeta, café y, muy escasamente, en rojo.

El topacio incoloro es la variedad que se encuentra con más abundancia y la gran mayoría se modifican con tratamientos de irradiación para volverlos azules, pues la demanda de este color es mayor a lo que se puede conseguir naturalmente. Se debe tener mucho cuidado con los topacios azules irradiados cuando se repara joyería porque, si se aplica calor, es probable que la piedra vuelva a ser incolora.

El Topacio Imperial, de color amarillo-naranjado-rojizo, es la variedad más rara y cotizada porque ninguna otra piedra iguala su color. La variedad rosa también es muy apetecida.

Topaces con tratamiento de irradiación. Fuente: Chuck Ashbaugh en GIA
Claridad

Es común encontrar topacios libres de inclusiones e imperfecciones, especialmente los azules, los incoloros y los amarillos.

Corte

Como los cristales de topacio se encuentran usualmente en formas alargadas o de columnas, se cortan principalmente en tallas alargadas como ovales o peras. Sin embargo, los topacios se pueden encontrar también comúnmente en tallas redondas, cushion, triángulos, marquis y esmeraldas, así como también en tallas particulares creadas por fabricantes, casas joyeras o diseñadores.

Quilates (peso)

Los topacios tallados se pueden encontrar en diversos tamaños. Esta piedra es de bajo costo en tamaños pequeños, pero los precios aumentan en piedras a partir de los 10×8 mm.

Cuarzo

Es uno de los minerales más abundantes en la tierra y se presenta en muchas variedades:

  • Fanerocristalinas (de cristales grandes) como la amatista, el citrino, la prasiolita y el cuarzo incoloro.
  • Criptocristalinas (de cristales diminutos) como la calcedonia, el ágata, el ojo de tigre y el jaspe.

Las piedras más importantes del grupo de cuarzos son el citrino y la amatista.

Citrino

Esta piedra es la variedad del cuarzo de colores amarillo-transparente a naranja-pardusco. Tiene una dureza de 7 en la escala de Mohs, inferior a la del topacio y la esmeralda.

Piedras Semmipreciosas
Citrinos en bruto y tallados. Fuente: Dan Van Rossen, cortesía ICA en GIA
Simbología

Es una de las gemas del mes de noviembre junto con el topacio. A lo largo de la historia esta piedra se ha confundido con el topacio y se consideraba que tenía sus mismos poderes, especialmente calmar el temperamento y calmar a quien la usaba.

Se cree que su nombre deriva de la palabra francesa citron que significa “limón” y es la piedra del aniversario de matrimonio número 13.

Piedras Semipreciosas
Citrino John Dyer’s Lime Citrine Reflections™. Fuente: John Dyer & Co. en GIA
Yacimientos

Los principales yacimientos de citrinos se encuentran en Bolivia, España, Madagascar, México y Uruguay.

La mina Anahí en Bolivia produce una combinación única de citrinos y amatistas en el mismo cristal que se conoce como “ametrino”.

Color

Los cuarzos de colores amarillo-naranjados se consiguen naturalmente, pero hoy en día la mayoría de citrinos se consiguen por medio de tratamientos de calor en los que se modifica el color a las amatistas violetas pálidas hasta conseguir tonos amarillos atractivos.

El llamativo color del citrino junto con su durabilidad y asequibilidad lo convierte en la gema amarilla-naranja más vendida. Hoy en día el tono más popular es un naranja-marrón oscuro o rojizo, mientras que el más valorado es un amarillo-naranja rojizo saturado libre de tintes cafés.

Piedras Semipreciosas
Citrino de color naranja-rojizo saturado. Fuente: John Dyer & Co. en GIA
Claridad

La mayoría de citrinos en el mercado están libres de inclusiones visibles a los ojos. Los compradores buscan también citrinos con color uniforme, sin zonificaciones.

Corte

A pesar de que los citrinos se encuentran disponibles en las formas y tamaños estándar del mercado, en años recientes muchas casas joyeras de alta gama y diseñadores han tallado los citrinos en cortes inusuales para acoplarse a joyas particulares.

Quilates (peso)

Su gama de tamaños es amplia, en joyería se pueden encontrar fácilmente citrinos de hasta 20 quilates.

Amatista

Es la variedad morada-violácea del cuarzo y es la más cotizada del mercado. Al igual que el citrino, tiene una dureza de 7 en la escala de Mohs, inferior a la del topacio y la esmeralda.

Piedras Semipreciosas
Amatista. Fuente: Ramiro Rivero & Metals del Oriente S.R.L en GIA
Simbología

Hasta el siglo XIX, la amatista llegó a considerarse una piedra preciosa pues era tan escasa como el rubí y la esmeralda, pero, con el descubrimiento de los yacimientos en Brasil, de pronto esta piedra se convirtió en una muy abundante.

Amatista deriva del griego amethystos, que significa “remedio contra la embriaguez”, un beneficio que se le atribuyó a esta piedra durante mucho tiempo. En la mitología griega esta piedra se asociaba con Baco, el dios del vino.

En la Europa medieval y renacentista se creía que la amatista mantenía a su portador lúcido y ágil en asuntos de batallas y negocios, así como también calmaba a los amantes desbordados por la pasión. Esta piedra ha sido incluso una de las preferidas por la realeza.

Es la piedra del sexto aniversario de matrimonio.

Yacimientos

Hoy en día los yacimientos más importantes se encuentran en África, Suramérica y Estados Unidos, siendo Brasil uno de los mayores proveedores.

Otra fuente importante es la mina Anahí, en Bolivia, famosa por producir los “ametrinos”. También se destacan las minas de Zambia, que producen amatistas de calidades superiores con colores ricos y saturados.

Piedras Semipreciosas
Yacimiento de amatistas en la mina Anahí en Bolivia. Fuente: Robert Weldon/GIA
Color

El color más apetecido es el violeta-rojizo fuerte o lila-violáceo sin ser demasiado oscuro. Cualquier tinte marrón o bronce en el color de una amatista, o cualquier zonificación de color notable, disminuye considerablemente el precio.

El color muy oscuro de una amatista se puede aclarar con tratamientos de calor.

Piedras Semipreciosas
Rango de color de la amatista entre el violeta extremadamente pálido hasta el muy oscuro. Fuente: GIA y Tino Hammid
Claridad

La mayoría de amatistas en el mercado se encuentran fácilmente sin inclusiones visibles a los ojos. Las piedras de Zambia suelen tener mayor cantidad de inclusiones en comparación con las de Suramérica, pero se toleran más debido a su extraordinario color, sin embargo, siempre serán más valiosas las que estén limpias.

Corte

La amatista se encuentra en una gran variedad de formas y tallas estándar, pero también es una piedra muy popular para tallar en formas personalizadas que se acoplen a diseños de joyas específicos.

Quilates (peso)

Esta piedra se encuentra disponible en el mercado en todos los tamaños estándar y es popular su uso como piedra central ya que su precio por quilate no aumenta dramáticamente en tamaños más grandes.

Piedras Semipreciosas
Ametrinos, citrinos y amatistas de la mina Anahí en Bolivia. Fuente: GIA & Tino Hammid

Turmalina

Es un mineral que se caracteriza por tener una gama muy amplia de colores y tonalidades, así como también es frecuente encontrar varios colores en un mismo cristal. Esta piedra tiene una dureza de entre 7 y 7,5 en la escala de Mohs.

Piedras Semipreciosas
Variedad de colores de turmalinas. Fuente: Robert Weldon/GIA
Simbología

La turmalina es la piedra del mes de octubre. Su nombre deriva del singalés toramalli, que significa “piedra con mezcla de colores”. Y es que muy pocas gemas tienen la amplia gama de colores que tiene la turmalina y por esto los antiguos místicos creían que esta piedra inspiraba la expresión artística. Así pues hay un color de turmalina para cada estado de ánimo.

Por su amplia variedad de colores, la turmalina ha sido frecuentemente confundida con otras piedras a lo largo de la historia. Por ejemplo, uno de los rubís del pendiente “Caesar’s Ruby”, perteneciente a las joyas reales rusas, es realmente una rubelita (turmalina roja) y no un rubí.

Cuando un conquistador español descubrió cristales de turmalina verdes en Brasil, creyó que se trataban de esmeraldas.

Piedras semipreciosas
Rubelitas: turmalinas rojas y rosas. Fuente: GIA
Yacimientos

Esta piedra es comúnmente encontrada en yacimientos brasileros, pero también se extrae en minas de Afganistán, Pakistán, Kenia, Madagascar, Mozambique y Estados Unidos.

La turmalina Paraíba debe su nombre al Estado de Paraíba en Brasil donde fue descubierta.

Piedras Semipreciosas
Anillo con turmalina paraíba. Fuente: Kat Florence
Color

Dentro de la amplia variedad de colores en los que se pueden encontrar las turmalinas, los principales y más apetecidos son: el rojo y rosado, variaciones que se denominan “rubelitas”, el verde “cromo”, que se asemeja al color de la esmeralda, y el tono verde-azulado neón denominado “paraíba”, la variedad más rara y escasa.

Tan impresionante y escaso es este color, que es el factor que más peso tiene en el precio de esta turmalina. Si un comprador debe elegir entre una turmalina paraíba grande y otra más pequeña, pero con mejor color (siendo el resto de factores los mismos), seguramente escogería la más pequeña por su color.

También es común encontrar turmalinas con 2 o más colores en un mismo cristal, siendo la combinación “sandía” (verde y rojo) la más conocida.

Piedras Semipreciosas
Turmalina verde Cromo. Fuente: GIA
Piedras Preciosas
Turmalina "sandía". Fuente: John Dyer & Co. en GIA
Claridad

Las inclusiones son menos visibles en piedras con tonos oscuros y mucha saturación por lo que suelen tolerarse más, mientras que en las piedras con tonos claros y poca saturación no se toleran porque no hay un buen color que lo compense.

Como regla general, entre más visibles sean las inclusiones, menor es el valor.

Corte

Generalmente se prefieren las turmalinas con cortes estándares porque puede adaptarse a monturas regulares, sin embargo, también suelen cortarse en formas alargadas y estrechas no estándares.

Las turmalinas se cortan también con frecuencia en formas rectangulares alargadas paralelas a la dirección del cristal en bruto, pero los cortadores deben considerar las propiedades ópticas de esta piedra antes de cortarla, pues la turmalina es pleocróica, lo que quiere decir que puede mostrar diferentes colores en diferentes direcciones del cristal.

Quilates (peso)

Aunque las turmalinas pueden encontrarse en tamaños grandes, son escasas. Generalmente el precio por quilate de estas piedras comienza a aumentar a partir de los 5 quilates.

Es común encontrar turmalinas cromo en tamaños superiores a los 5 quilates, mientras que no es el caso de las esmeraldas, así que esta se convierte en una opción más económica para reemplazar a la piedra preciosa.

Es muy raro encontrar turmalinas paraíba en tamaños superiores a 1 quilate, por eso esta suele ser la variedad más costosa.

Piedras Semipreciosas
Rocher aux Merveilles de Van Cleef & Arpels, exhibido en el Museo Nacional de Historia Natural de Paris. Está compuesto por una base de cuarzo blanco y azul en bruto, una "montaña" de lapislázuli en bruto, un bosque de cristales de turmalina, un anillo con una turmalina "sandía" central, entre otros elementos. Fuente: VicenzaOro

En esta entrada de piedras semipreciosas te contamos de las más importantes, pero otras comunes son: el granate, la aguamarina, la alejandrita, la espinela, el ópalo, la tanzanita, la turqueza y el lapislázuli. Para conocer más sobre estas haz click en cada una.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.